Big And Tiny Silver Lake

Big And Tiny Silver Lake

Los Ángeles

La marca Big and Tiny nace bajo la premisa de ser un parque infantil, en el que no solo los niños son los protagonistas, sino también sus padres o acompañantes. Siendo también un sitio de disfrute o donde poder trabajar para los mayores. Big and Tiny intenta dar respuesta a nuevas demandas de la sociedad. Con su primera sede en Santa Mónica, este proyecto es el segundo centro de la marca situado en este caso en Silver Lake (California).

 

El proyecto abarca una superficie de 467m2 (5027 pies cuadrados). El gran espacio con una altura máxima de 6.50m (22 pies) se caracteriza por una estructura marcada de cubierta mediante cerchas de madera que cubren todo la nave y la eximen de estructura en su interior. Además de la cercha, la nave contiene unos volúmenes de diferentes alturas que albergan usos de mantenimiento o instalaciones, así como los actuales baños, cocina y zona de reuniones.

 

El proyecto nace de dos reglas diferentes; la primera era generar dos espacios acústicamente separados que sirvieran para delimitar las funciones del público adulto del infantil; la segunda, la de generar en cada espacio previamente hablado, plazas abiertas comprimiendo las funciones más privadas en volúmenes que se ordenan alrededor de éstas plazas.

 

Se genera un tabique central de suelo a cubierta que divide el espacio en dos. Este tabique contiene el aislamiento acústico en su interior separando la zona infantil de la adulta y se recubre de espejo para generar una mayor amplitud en ambos espacios.

Una vez generada esta división, se crea un módulo constructivo que se repite en forma de bandas que van recorriendo dichas plazas. Mediante su expansión y compresión recorren todo el perímetro presente en el local. Dicha tensión espacial crea espacios interiores que responden al programa solicitado pero a su vez crean la fachada de la plaza que será el espacio principal para el juego de niños o desarrollo de diversas actividades en el caso de los aldultos.

Estas bandas se materializan en diversos materiales según su uso o función e incluso se transforman en celosías cuando nos interesa tener una comunicación visual entre espacios.

Con respecto a los materiales podemos destacar cinco: La madera, el espejo, el corcho y el fieltro y el cartón. La madera como elemento estructural y uso en la mayoría del mobiliario otorga calidad y la relaciona con los volúmenes preexistentes; El espejo del tabique central amplia el espacio adulto e infantil; El corcho y el fieltro hace de piel exterior, en cubos y zócalos; y por último, el cartónes usado en la zona de mostrador y estanterías de exposición de producto a modo estructural y de organización.

 

A nivel programático, se generan dos cubos en la zona infantil (Tree House y Ball pit), dos en la zona adulta (Bike Cube y Silence Cube) y un cubo en la parte central conectado a la plaza infantil que contiene lo necesario para las fiestas infantiles. Todos los cubos se conectan mediante zócalos o curvas de lamas de madera delimitando ambas plazas y generando una cohesión global.

 

Todo el proyecto está modulado mediante el uso de los paneles de madera de 2×4 pies (60x120cm) y mediante pilares de madera de 2×4 pulgadas que son usados como elementos independientes en las curvas de lamas o como estructura de tabique en los cubos y zócalos generados a lo largo del proyecto. Por ello, el módulo del panel de madera se repite en todo el local.

 

En mobiliario e iluminación podemos destacar productos de Normann Copenhaguen, Sprout y Ferm Living, y en artículos de gimnasio, la cinta y la bicicleta de Peloton.

PRENSA DIGITAL

PREMIOS

Fotografía: Jim Newberry

Fotografía: Pixellab